Imprimir

Entrevista a Sixte Cambra, presidente de CILSA y del Port de Barcelona

23/09/2015
Fuente:Cilsa

 

Sixte CambraSixte Cambra, uno de los principales responsables del gran desarrollo del Port de Barcelona en los últimos años, explica la situación actual en la que se encuentra este motor económico, cuáles son sus objetivos a corto, medio y largo plazo y qué papel juega la ZAL en este trayecto.

El Port de Barcelona ha actuado históricamente como uno de los principales indicadores de la economía del país. ¿Cómo han evolucionado sus tráficos durante el primer semestre del 2015?

Nos encontramos en un momento de crecimiento, que se inició en el 2013 ya sea en la economía en general como en nuestro tráficos estratégicos y, lo que es muy importante, en las exportaciones.

Durante los seis primeros meses del 2015 hemos conseguido un tráfico total de 23,2 millones de toneladas de mercancías, con un incremento del 3% respecto al mismo periodo del año anterior. El tráfico de contenedores se ha situado en 940.253 TEU (+6%).

Cabe destacar el crecimiento de contenedores de exportación, el cual ha llegado a los 307.468 TEU (10%). En términos absolutos, significa que entre enero y junio el Port de Barcelona ha exportado más de 6 millones de toneladas de mercancías, fruto del esfuerzo del tejido productivo de nuestro entorno para abrirse al exterior. También han tenido un crecimiento significativo los contenedores de importación, con 239.128 TEU (12%), un resultado que viene ligado a la reactivación del consumo interno y de la actividad productiva.

El automóvil, uno de los tráficos estratégicos del Port, ha experimentado una evolución muy positiva, con cerca de 451.000 unidades transportadas (16%). También en este caso el comercio exterior ha dinamizado los resultados: los automóviles de importación han crecido en un 48% (88.000 unidades) y los de exportación en un 2%, (234.740 unidades). Durante el primer semestre del 2015 hemos superado los registros pre crisis y las previsiones indican que este año batiremos el record histórico de vehículos del Port, superando las 801.000 unidades transportadas en el 2007.

Las autopistas del mar con Italia y el norte de África también han aumentado un 18% hasta junio, con 68.619 UTI transportadas. Este resultado es una aportación del Port a la sostenibilidad – económica y medio ambiental – del transporte en Catalunya y Europa: en los últimos 6 meses las líneas regulares del short sea shipping desde Barcelona han desviado más de 68.000 camiones de las carreteras al modo marítimo.

Entre el conjunto de tráficos, también quiero destacar los pasajeros. Más de 1,4 millones de personas (+4%) han pasado por el Port en este periodo, de los que 428.026 han viajado a bordo de ferris de línea regular y más de un millón de pasajeros han sido cruceristas (+6%). Entre estos últimos, los pasajeros de turnaround (los que inician y finalizan el itinerario) han crecido a un ritmo más elevado (+10%).

¿Cuáles son las actuaciones que están en marcha en el Port de Barcelona?

Tenemos en marcha inversiones públicas por un valor de 56,8 millones de euros. Las obras más destacadas son la ampliación de la terminal BEST, las actuaciones en el muelle Álvarez de la Campa previas a la futura terminal de potasas que construirá ICL, la viabilidad del nus Sud y el paso elevado del vial Prat en la zona de la ampliación y el nuevo acceso ferroviario..

También cabe destacar el volumen de inversiones privadas, en desarrollo o planificadas para el 2015, que suman 278 millones de euros. Las más relevantes son la fase 2 de Best, la nueva terminal de ICL, la Marina Vela, la Terminal E de cruceros y el traslado de la terminal polivalente Port Nou.

La construcción de la futura Terminal E en el muelle adosado, en el cual Carnival, primer operador de cruceros del mundo invertirá unos 30 millones de euros, es especialmente relevante ya que corrobora la apuesta que esta industria ha realizado históricamente por Barcelona. El proyecto sumará 11.500 metros cuadrados de superficie construida, lo que la convertirá en la terminal de cruceros más grande de Europa.

Además de las infraestructuras, ¿en qué ámbitos está creciendo el Port?

El Port de Barcelona ha finalizado las principales infraestructuras de ampliación, que permitirán doblar su superficie hasta las 1.300 hectáreas de terreno. Hoy podemos afirmar que cuentan con un enclave equipado y dimensionado para las necesidades de futuro.

Nuestro objetivo ahora es atraer más volumen de carga, ya que disponemos de mayor capacidad y mejores infraestructuras para todas nuestras líneas de negocio. Para conseguirlo trabajamos diferentes frentes.

En el foreland (mercados más lejanos) queremos captar nuevas líneas que aporten mayor volumen de negocio y que a la vez nos permitan incrementar la oferta a nuestros clientes..

En el hinterland, nuestra área de influencia, seguimos fortaleciendo nuestra presencia y conectividad. La red de terminales interiores (Madrid, Zaragoza, Toulouse, Perpiñán, etc.) y los servicios ferroviarios regulares con la península ibérica y Europa son una herramienta eficaz para ampliar los mercados internos e incrementar nuestra cuota de mercado. En este sentido nos hemos marcado el objetivo de conseguir una cuota ferroviaria del 20% a medio plazo. El proyecto de autopista ferroviaria, con una terminal de ferroutage en el lecho del antiguo rio Llobregat y servicios regulares al norte de Francia y Europa que se presentó en julio, con una previsión de que se ponga en servicio en el 2019, será una herramienta más del Port para incrementar su oferta ferroviaria.

En este mismo sentido, el Port de Barcelona ha hecho una apuesta firme por el short sea shipping como modelo de transporte sostenible y competitivo para conectar con sus mercados potenciales de la Cuenca del Mediterráneo. Estos servicios comportan mejoras sustanciales para las empresas logísticas, es económicamente más rentable que la carretera y representa una mejora medioambiental sustancial respecto al modo terrestre. Barcelona es hoy el único puerto del Estado con líneas de short sea shipping estables, consolidadas y de calidad, tanto con Italia (Génova, Civitavecchia, Livorno, Savona y Porto Torres) como con el Norte de África (Tánger y Túnez).

El Port también realiza una constante tarea de promoción. La presencia activa en ferias y congresos profesionales alrededor del mundo y la participación en los eventos organizados en Barcelona, como la Supply Chain Logistics o el SIL, son herramientas eficaces para dar a conocer internacionalmente la calidad de los servicios que ofrecen.

Las misiones comerciales se alinean en este papel que desarrolla el Port como facilitador del comercio exterior de las empresas de nuestro país. En este sentido, y con el objetivo de dar continuidad a la apuesta realizada en los últimos años por el mercado de America Latina, el Port organiza una misión empresarial multisectorial a Chile, que se celebrará del 14 al 19 de noviembre en la capital de Santiago, y en Valparaíso, uno de los grandes puertos del país.

¿ Qué posición ocupa actualmente el Port de Barcelona en Europa y en el mundo?

El Port ha realizado estos últimos años un esfuerzo muy importante por situarse entre los principales puertos de Europa en eficiencia, calidad y servicios. Este esfuerzo ha dado sus frutos, como lo demuestra, por ejemplo, el galardón otorgado recientemente por The Journal of Commerce (JOC), que reconoce a Barcelona como el tercer puerto europeo que más ha mejorado su productividad en el 2013.

La productividad, la capacidad de una terminal y de un puerto para cargar y descargar los barcos portacontenedores –contabilizada por movimiento de TEU por hora-, se ha convertido en un factor cada vez más valorado por las navieras a la hora de escoger el puerto donde operar.

Este incremento de la productividad se ha conseguido gracias al trabajo común de todos los implicados: navieras, terminales, estibadores, Autoridad Portuaria, etc. Cabe destacar especialmente las inversiones realizadas por las terminales de contenedores: TCB y BEST, en instalaciones, maquinaria y equipos de manipulaciones de carga, así como su apuesta por mejorar sus operativas.

La orientación al cliente y la eficiencia de gestión son herramientas que hemos escogido para diferenciarnos en un contexto cada vez más competitivo y complejo. En este sentido, el actual Plan de Calidad, El Port de Barcelona Efficiency Network, que integra un programa de compromisos aprobado gracias a la colaboración de los diferentes actores de la Comunidad Portuaria, se valora muy positivamente por nuestros clientes.

El Port de Barcelona ha puesto en marcha el III Pla Estratègic. ¿Qué retos se ha marcado para los próximos años?

El III Pla Estratègic es fruto de un largo proceso de reflexión en que han participado todos los actores implicados en el negocio portuario de Barcelona. Los cambios de los últimos años en el comercio marítimo internacional, con una fuerte competencia entre armadores, puertos y servicios logísticos están dando un nuevo protagonismo al Mediterráneo, especialmente por los tráficos entre Asia y Europa. Considerando este escenario el nuevo Pla Estratègic del Port de Barcelona para el periodo 2015-2020 plantea como objetivo "convertirse en el principal centro de distribución euro regional en el Mediterráneo en competencia con los puertos del norte de Europa".

En el horizonte del 2020 este objetivo estratégico se debería de haber materializado con metas concretas, como conseguir 70 millones de toneladas de carga o 3 millones de contenedores. Para que esto sea posible hará falta también que el 50% de la carga contenerizada manipulada tenga origen o destino fuera de Catalunya (frente el 25% actual) y, por tanto, que el área de influencia del Port amplíe su radio geográfico más allá de los 600 km y llegue hasta los 1.200 km. En definitiva, uno de los planteamientos básicos del plan es que la carga se ha de captar y distribuir más allá de los límites actuales. Para conseguirlo hace falta competir con los puertos del norte de Europa, por donde aun se canaliza cerca del 70% del comercio marítimo con Asia.

Para consolidarnos como el principal polo logístico del Mediterráneo hemos de tener muy presente que hoy la competencia se produce entre cadenas logísticas más que entre empresas. En consecuencia, hemos de ser capaces de proporcionar a nuestros clientes cadenas de aprovisionamiento, puerta a puerta, diferenciadas y adaptadas a sus necesidades. Para un despliegue de este tipo es necesario un marco de colaboración entre todos los agentes participantes en las cadenas: terminales, navieras, operadores de transporte y servicios portuarios, transitarios y administraciones públicas.

¿Qué papel juega la ZAL Port of Barcelona en este objetivo?

La ZAL es una de las bases de la oferta del Port de Barcelona. Fue la primera plataforma logística intermodal establecida dentro de un puerto en el Estado español, un modelo de éxito que ha sido copiado por puertos de todo el mundo que ha hecho que el termino ZAL se haya convertido en un genérico.

La vocación logística del Port de Barcelona está muy enraizada. Asumimos un papel activo en la logística con el objetivo de consolidarnos como polo logístico de primera magnitud y con el convencimiento que esta actividad contribuye a generar riqueza y lugares de trabajo y a diversificar la economía.

Por otro lado la competitividad del tejido industrial el cual da servicio un puerto depende en gran medida de su sector logístico, Esto se relaciona directamente con nuestra misión, que es contribuir a la internacionalización de nuestros clientes y crear valor para la sociedad.

Pero además, para poder crecer, el Port ha de llegar a disponer de una oferta logística más eficiente, atractiva y competitiva que la existente y que la des sus competidores. Volviendo al III Pla Estratègic, su segundo eje básico es el de la competitividad, que plantea consolidarse como principal puerto logístico del Mediterráneo exige tener presente que actualmente la competencia de produce entre cadenas logísticas más que entre empresas y que por tanto se ha de ofrecer cadenas a medida de las necesidades del cliente. Esto hará necesario el establecimiento de alianzas entre los diferentes actores de la cadena de suministro y una oferta de infraestructuras y servicios logísticos completa y de calidad.

La ZAL juega un papel evidente en este objetivo, tanto por lo que se refiere a la atracción de fabricantes como operadores logísticos, que encuentran la ubicación competitiva que responde a sus necesidades logísticas y de distribución a Europa y al Mediterráneo.

CILSA, la sociedad gestora de la ZAL y de la cual el Port ostenta ahora el 63 % de su accionariado, ha liderado el desarrollo, promoción y comercialización de la zona logística del Port de Barcelona. Hoy en día , tanto las 63 hectáreas de la ZAL Barcelona como las 143 hectáreas de la ZAL Prat se encuentran muy cerca del 100% de ocupación, con más de 130 empresas instaladas, entre las cuales hay los primeros transitarios y operadores logísticos españoles e internacionales, así como grandes multinacionales con necesidades de distribución global.

 

volver